69 69 24 304 [email protected]

Etapa 20 Bayonne-Labouheyre

Me levanto pronto con la inquietud del deber. La marcha Soluciones al cambio climático ha de desayunar. Son muchos los kilómetros y hemos de estar bien provistos de “la gasolina” para nuestras piernas. Todas las mañanas dos voluntarios nos encargamos del desayuno para que la marcha no se retrase.

Saliendo de Bayona dejamos atrás a la civilización para adentrarnos en una de las zonas más rurales de Francia, Las Landas es un vasto territorio de explotación maderera donde los pinos y los robles se mezclan muy cerca del océano. Aquí la mano del hombre ha sabido mantener el equilibrio alternando diferentes parcelas para la plantación y crecimiento de pinos para su reaprovechamiento.

El día es soleado pero con frío. Es nuestra primera mañana pedaleando por Francia en busca de las famosas “boulangery” en donde un sinfín de tipos de panes y baguettes nos esperan. Paramos en la localidad de Campbreton para reponer cuando para nuestra sorpresa nos damos cuenta de que muchos comercios se hallan cerrados porque es un lugar turístico y sólo abren en temporada.

Durante el pedaleo un compañero de viaje me rebasa mostrándome con orgullo una “Macrolepiota”….¡Ummmh es una seta exquisita y muy apreciada!. En ese momento todos mis sentidos se encienden; una de las cosas que más me gusta hacer es coger setas….Y de repente ¡qué ven mis ojos!…UN REVOLLÓN (níscalo)…Bajo de la bici…Y OTRO….Y OTRO…..van tres!!…Esto es un flipe!……Ahora añoro mi cesta, tuve que deshacerme de ella en Azpeitia porque estaba inservible…El cazador de setas nunca descansa pero el sueño a París es más grande y debo seguir pedaleando. Una excusa perfecta que pare al grupo me dejaría algo de tiempo para coger unas pocas más, mi deseo de compartir con los demás un pequeño placer al paladar me puede. Cuál es mi sorpresa que al momento, un colega de AMA me comenta que le urge parar unos minutos, pero el grupo no debe parar, así que me ofrezco para quedarme con él. Mientras él hace sus necesidades me escapo a las entrañas del bosque…¡¡Superbien!!…¡¡en 10 minutos cargo con 2 kilos de níscalos!!.

Retomamos el camino circulando por la “Eurovelo” (carril bici que recorre países de Europa). Rectas eternas con algún que otro merendero de parada obligatoria, una foto y continuamos. Nos reencontramos con el resto del grupo. Hora de comer. Hoy la etapa es larga. Son las 16h. y todavía quedan 25 km. Hemos rodado muy a prisa, a partir de aquí rodaré a mi ritmo. Siempre se dice que la libertad se asocia a volar rápido como un pájaro. Discrepo, yo disfruto lento como una tortuga. BIO-LENTO, es la frase que reza la bandera del compañero de Ecologistas en Acción. El fin nunca es la meta sino el camino y la bici es su medio.

Llego a “Escorces” la última localidad antes del final. Ya es noche oscura con poco tránsito de vehículos. Decido parar a tomar una cerveza merecida, allí, en la caseta de madera donde espera la gente al autobús, será mi momento de relax. Me siento en mi soledad feliz. El viaje en grupo es doblemente agotador. Saco mi armónica para practicar la canción de cuna por excelencia. Atraídos por la melodía aparecen dos “garsorns” bien jovencitos (entre los 12 y 14 años) y bien rurales, se nota por su interés en mí. Me encanta la gente del campo humilde y acogedora.

Labouheyre es pequeña y silenciosa. Me resulta más agradable que haber terminado en Mimizan que parecía más grande y ruidosa, no obstante gracias a Aurélie Honton de Alternatiba Mimizan (Colectivo que aglutina numerosas asociaciones ecologistas locales de Francia) nos consiguió la casa rosa más cuca y bonita del mundo entero. Gracias Aurélie, gracias amigos franceses, gracias a Elena, gracias a Isabel, gracias AMA y gracias a Héctor por este día de mi vida, porque la vida sin consumir tanta energía es muy hermosa, merece la pena y es necesaria.

Relato escrito por Alberto Almenar

Albert

Con esta etapa cambiamos el registro de nuestras pedaladas. Si bien dejamos atrás un terreno más abrupto, más diverso y con una climatología por momentos insufrible, con la llegada a suelo francés nos adentramos en etapas más largas y monótonas con rectas eternas. Salir de Bayonne fue bastante complicado y convulso. En anteriores etapas contábamos con la inestimable ayuda de las asociaciones locales, pero aquí nos teníamos que buscar las migajas. El grupo estaba dividido entre los que apostaban en hacer el trazado por la vía verde atlántica o coger carreteras secundarias, cuando en el primer tramo vimos que en vez de hacer 20 Km., hicimos 30 Km. por la vía verde, las dudas se disiparon, ¡carreteras secundarias¡; no estaba el dia como para regalar kilómetros.

La cuestión es que desde hace varios días pensábamos hacer noche en Mí misan, una bonita ciudad próxima al Atlántico, pero el dia justo de antes nos comunicaron que no había posibilidad; y que teníamos que ir hasta ¿¿¿Lafayete??? Es por ello que la etapa se dilato.

El recorrido transcurrió por un entorno bastante espectacular, desde el principio con la entrada en el Parque Nacional de Landes, eran inmensos senderos de pinar Atlántico que desde el principio nos cautivaron, la cosa es que después de una jornada tan larga; esas inmensas rectas de pinar y de arboleda de hoja caduca se nos empezaron a repetir en exceso. No en vano, salimos a las 8:30 del pabellón de Hendaya y cuando empezó a oscurecer sobre las 6 de la tarde aún seguimos pedaleando. Ese último tramo de una hora pedaleando por carretera secundarias, con bastante penumbra y con las temperaturas cayendo en picado fueron duras para nuestras piernas.

DSC_5185Finalmente a las 7 aproximadamente llegamos para nuestro destino. El cuenta kilómetros marcaba la friolera de 120 kilómetros! Menos mal que habiamos parado en un par de pueblecitos completamente desérticos si nos referimos a la ambientación en sus calles, que nos habían dado ese descanso y esa buena energía para poder proseguir.

Un pueblo por no decir una pedanía donde nos habían habilitado un pequeño albergue donde pudimos descansar de lo lindo en las literas que nos habían proporcionado.

Relato escrito por Fernando Blasco

IMG_20151201_195442

Leave a Reply