69 69 24 304 [email protected]

Hoy la Tierra está de luto

La decisión de EEUU de salirse del Acuerdo de Paris, hace aún más difícil todavía, la posibilidad de controlar el cambio climático y que no se nos vaya de las manos.

El varapalo es doble, ya que EEUU no solo es el segundo emisor actual de gases de efecto invernadero y primero en emisiones históricas acumuladas, sino que también históricamente ha estado boicoteando los acuerdos internacionales para frenar el cambio climático.

Ya en el 2001 George W. Bush abandonó el Protocolo de Kioto, firmado por Clinton y dejando prácticamente sola a la UE, y ahora Trump hace lo mismo con el Acuerdo de Paris sellado por Obama, pero esta vez dejando sola a EEUU.

Esta retirada deja la lucha internacional contra el cambio climático, tocada pero no hundida.

Tocada porque ya de por sí, el Acuerdo de Paris es un acuerdo frágil, basado en reducciones voluntarias de los países y sin sanciones por no cumplir. Además, hasta la fecha, los compromisos asumidos por los países, no son suficientes para evitar sobrepasar un aumento de 2 grados, umbral marcado por la comunidad internacional como límite máximo de seguridad que no deberíamos traspasar. Eso significa que el resto de países del mundo, tendremos que asumir las emisiones que le tocaría reducir al EEUU. Algo de lo que hoy por hoy, no parecemos preparados.

Pero por contra la salida de EEUU puede ser un punto de inflexión, donde la comunidad internacional se reafirme en sus compromisos, y se redoblen los esfuerzos para luchar contra el cambio climático. Ya se echarán las cuentas en el futuro con EEUU, ahora toca unirse en una causa común, y forzar todo lo posible para que el cambio climático no se vuelva irreversible y catastrófico.

Además, es preferible que EEUU abandone el Acuerdo de Paris, a que se quede pero ni haga ni deje hacer a los demás. BY BY MR. EEUU-TRUMP¡¡¡¡

Y como ha dicho el presidente francés Macron, parafraseando a Trump: “MAKE OUR PLANET GREAT AGAIN” (hagamos nuestro Planeta grande otra vez).