69 69 24 304 [email protected]

Leyes de cambio climático en el Mundo

Principales Leyes de cambio climático aprobadas en nuestro entorno:

Reino Unido (2008)
Climate Change Act. La Ley de cambio climático aprobada por el Parlamento Británico en 2008, establece los siguientes objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero respecto del año base 1990:

– Reducción del 26% de emisiones para el año 2020.
– Reducción del 80% de emisiones de para el año 2050.

La ley prevé que tanto los objetivos de reducción de Emisiones como el año base utilizado para el cálculo de emisiones puedan ser revisados. Los supuestos de esta revisión son la mejora del conocimiento científico en esta materia, cambios en la política internacional o europea.

Escocia (2009)
Climate Change Act. La Ley de cambio climático de Escocia fue aprobada por el Parlamento escocés el año 2009 y establece un objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del 80% para el año 2050, respecto del año base 1990.

Los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero son establecidos para el Consejo de Ministros de Escocia y por el horizonte intermedio del año 2020, el objetivo a lograr es reducir un 42% las emisiones respecto del año base 1990.

Se prevén también una serie de aspectos económicos, tecnológicos, sociales, científicos etc. que se deberán tener en cuenta para la definición de los objetivos anuales de reducción de emisiones.

Francia (2015)
La Ley de Transición Energética para el Crecimiento Verde. Unos meses antes de la Cumbre de Paris, Francia se dotó con la política medioambiental más avanzada de la Unión Europea, donde invertirá 10.000 millones de euros en tres años. Algunos de los objetivos de la Ley son:

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 40% para 2030 y un 75% para 2050, con respecto a1990.
Reducir el consumo final de energía del 50% en 2050 en comparación con la referencia 2012, con un objetivo intermedio al 20% en 2030.
Reducir el consumo de energía primaria de combustibles fósiles en un 30% en 2030 con respecto al año base de 2012.
Aumentar la cuota de las energías renovables al 23% del consumo final bruto de energía en 2020 y 32% en 2030; en esa fecha, para lograr este objetivo, la energía renovable debería representar el 40% de la producción de electricidad, el 38% del consumo térmico final, el 15% del consumo final de los combustibles y el 10% del consumo de gas;
Reducir la proporción de energía nuclear en la producción de electricidad a 50% en 2025; En 2015 supone cerca del 90% de la electricidad del país.

Aparte la Ley contempla otras medidas como:
Rehabilitación de 500.000 edificios al año, con los estándares de bajo consumo energético.
– Los supermercados de más de 400 metros cuadrados tendrán que donar los productos perecederos que no van a vender a organizaciones dedicadas a la protección de los animales o a las que fabrican compost para el abonado de cultivos.
– La promoción de un modelo de economía circular, recortando a la mitad el volumen total de residuos que llegan a los vertederos para 2025.
– La lucha contra la obsolescencia programada con multas de hasta 300.000 euros y penas de cárcel de hasta dos años, para disuadir a los fabricantes de programar una muerte antes de hora de sus artículos, que además deben comprometerse a reparar siempre que resulte posible.

Cataluña (2016)
La Ley catalana de cambio climático, contempla la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en un 25% para el año 2020 (respecto a las de 2005), y hasta en un 80% en 2050. El artículo primero proclama que se quiere con ello “contribuir a la transición hacia una sociedad con una baja intensidad de consumo de combustibles fósiles” y prevé la integración en todas las políticas sectoriales de las administraciones públicas.
Ley de Cambio Climático, la primera planteada desde una administración del estado español, entre otras medidas contempla gravar con un impuesto especial a los vehículos de motor, con la intención de impulsar una renovación del parque automovilístico.

Así, se prevé la potenciación de una lista de 13 sectores productivos vinculados a la economía verde, integrando los objetivos de la Ley en las políticas sectoriales de: agricultura y ganadería, agua, biodiversidad, bosques y gestión forestal, energía, industria, urbanismo, servicios y comercio, infraestructuras, residuos, salud, trasporte y movilidad, turismo, universidad y educación.

Otras leyes de cambio climático:
Suecia, Australia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México DF, Tasmania.