69 69 24 304 [email protected]

Etapa 2 Buñol-Utiel

Después de desayunar y antes de emprender la ruta, nos vemos con el alcalde de Buñol y tras una breve charla hacemos la foto oficial y alguna más.1

Empezamos subiendo, así quemamos el desayuno, pasamos Yátova, vistas espectaculares, subidas y bajadas para disfrutar. En el paisaje notamos que ha llegado el otoño con sus colores amarillos y ocres. La carretera es tranquila, apenas pasan coches y algún grupo de motoristas con sus Harleys. Aún nos queda una buena subida, pero antes nos damos un baño en una poza del río Mijares. El agua está helada pero nos encanta y reconforta. Ya fresquitos, seguimos  subiendo el camino, pero al pasar por la aldea Hortunas,  un cartel que dice “Bar Open” nos hace parar a tomar un refresco. Allí hay unos niños/as  saltando a la comba, y acabamos jugando con ellos, que están encantados, pero poco, pues tenemos ganas de llegar a La Portera, que está a unos 6 Km, para comer.

2Llegamos a La Portera. Comemos en el bar “La Sartén” de maravilla. Arroz caldoso con alubias, chuletas de cordero, postre…. y el licor de jengibre que está espectacular.  Casi todos han salido ya, y un pequeño grupo todavía estamos allí.
La dueña del bar nos ofrece un pase privado de interpretación de coplas: “El señorito”, Concha Piquer, Manolo Escobar. Lo hacen genial, y como pago Mariam les obsequia con un fado que les encanta a ellos y a nosotros.

Seguimos el camino hasta Utiel. Al llegar, nos duchamos y vamos a cenar. Es tarde, y mientras estamos buscando donde hacerlo pasamos por el casino/centro social. Nos encanta, parece haberse quedado en la época que se fundó. Por la hora que es, ya no nos dan de cenar. Le hacemos unas fotos y nos vamos por el centro de Utiel. Finalmente cenamos muy bien en otro sitio de tapas cercano al centro.

3Es hora de retirarse, mañana hay que seguir pedaleando. Al llegar al polideportivo donde dormimos, nos encontramos con que somos los últimos en llegar y la puerta está cerrada. Suerte que no todos se duermen enseguida y un compañero que está leyendo y atento al teléfono, nos abre.

Mañana será otro día.

ana y miriam
Ana y Mariam de VenB

Leave a Reply